Compartir en

El Gobierno ha presentado el nuevo “Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción: Hacia una movilidad sostenible y conectada”.

Con un presupuesto total de 3.750 millones de euros, de los cuales, los primeros 1.535 millones se movilizarán durante este año, el Gobierno busca reafirmar su liderazgo en la industria automovilística, una industria que supone el 10% del PIB nacional y un 19% de sus exportaciones.

La Comisión Europea propone acelerar la producción y desarrollo de vehículos sostenibles y combustibles alternativos, fijar mecanismos de financiación europeos para el desarrollo de infraestructura de recarga de vehículo eléctrico, renovar flotas por vehículos eléctricos por parte de municipios y empresas, e infraestructuras de transporte sostenible para el cambio modal a una movilidad más limpia.

Para desarrollar estos objetivos, el Gobierno ha desarrollado 5 grandes pilares para ejecutar el plan

1.- Renovación del parque de vehículos hacia otro más moderno y eficiente:

550.000.000 € destinados con el objetivo de acelerar la reducción de emisiones del parque automovilístico español, facilitar la sustitución de vehículos antiguos y contaminantes por vehículos más limpios. Igualmente busca impulsar la competitividad de las empresas y autónomos de nuestro país a partir de los ahorros en combustible que supone la renovación de su flota.

Durante este verano se invertirán 350 millones de euros, 250 millones al Programa de renovación del parque y los 100 millones restantes al programa de impulso a la movilidad eléctrica y sostenible (Programa Moves). La gestión de este último se llevará a cabo de forma compartida con las Comunidades Autónomas de acuerdo con sus competencias.

2.- Inversiones para impulsar la competitividad y la sostenibilidad

Con un presupuesto de 2.690.000.000 € se busca “atraer y movilizar las inversiones necesarias para adaptar y orientar la industria hacia las nuevas demandas de los mercados y los objetivos de sostenibilidad. También la adjudicación de fabricación de nuevos modelos eléctricos o de hidrógeno y el desarrollo de nuevos modelos de negocio, de modo que la creación de empleo sea sostenible en el tiempo y resiliente ante futuros desafíos, es necesario un marco de acompañamiento al sector, además de mejorar la logística con el objetivo de reforzar la competitividad”.

En junio de 2020 se establecerá un sub-tramo especifico de la línea de avales ICO-COVID con una financiación de la renovación de la flota de vehículos para el uso profesional. Con una dotación de 500 millones de euros, esta línea está dirigida a autónomos y empresas, y facilitará la renovación de los vehículos comerciales e industriales, incluyendo autobuses y autocares con avales de hasta el 80%.

Durante julio de 2020 se van a adaptar temporalmente las condiciones de la línea de préstamos del Plan de Reindustrialización, con una dotación de 390.000.000 de euros, se modifican a la baja los tipos de interés de los prestamos con un 0,1% para las pymes y un 0,19% para las grandes empresas durante el primer año. Así mismo se ampliarán los conceptos elegibles a las inversiones y retroactividades para los proyectos iniciados desde el 1 de marzo de este mismo año. 

Para las convocatorias de 2021 y 2022, se establecerá un fondo de 1.800 millones de euros para la gestión del Programa Reindus.

3.- Investigación, desarrollo e innovación para los nuevos retos

Durante el 2020 se invertirán 55 millones de euros, 25 de ellos a la Innovación industrial en H2 renovable: movilidad sostenible, que se ejecutará usando el instrumento “Misiones de Ciencia e Innovación: Movilidad Sostenible e Inteligente”; y los 30 restantes al Proyectos singulares de innovación industrial en movilidad sostenible (MOVES Singulares).

Este último se orientará a proyectos de innovación en la cadena de valor de la movilidad sostenible y el vehículo eléctrico, en medidas que reduzcan el consumo de energía final y las emisiones de dióxido de carbono. También se lanzará una convocatoria para proyectos de desarrollo o innovación de nuevos procesos o prototipos de modelos de vehículos cero emisiones, de integración de infraestructura de recarga avanzada, redes inteligentes y vehículo eléctrico y de aplicaciones de nuevos desarrollos de baterías y almacenamiento eléctrico.

En el periodo 2021-2024 se destinarán 360 millones de euros para mejorar la conectividad, uno de los objetivos de la Comisión Europea, implementando corredores 5G para favorecer el desarrollo de casos de uso de vehículos conectados. Así mismo, apoyará la dotación de conexiones de muy alta velocidad y la compra pública de innovación para infraestructuras de movilidad.

4.- Fiscalidad para impulsar la competitividad del sector

Para fomentar inversiones en innovación en procesos en la cadena de valor de industria del automóvil en España, en julio del 2020 se ampliará la deducción fiscal de innovación en procesos (iP) en el Impuesto de Sociedades, del 12% actual hasta el 25%.

Además, hasta el final del 2020 se posibilitará la libertad de amortización de inversiones materiales que impliquen la sensorización y monitorización de la cadena productiva, así como la implantación de sistemas de fabricación basados en plataformas modulares o reduzcan el impacto ambiental

5.- Medidas en el ámbito de la formación y cualificación profesional

Finalmente, con un presupuesto de 95 millones de euros a invertir entre los años 2020 y 2024, se busca una recualificación de los trabajadores, así como una mejora en la formación y fomentar la formación para las nuevas tecnologías, la digitalización y los medios de transporte sostenibles.

Si estás interesado en recibir más información sobre ayudas, ¡ponte en contacto con nuestro equipo!

Teresa Marina