10/11/2023

La metodología de Design Thinking no es una herramienta nueva, pero cada vez está siendo más utilizada y ganando más relevancia en el ámbito empresarial, debido a su capacidad para fomentar la innovación en la creación de productos y servicios nuevos. 

¿Qué es el Design Thinking?

El Design Thinking, se trata de un enfoque diferente de pensamiento y acción para generar ideas innovadoras a partir de una necesidad. Es una herramienta multifacética, puesto que se puede utilizar desde para resolver problemas, hasta para encontrar nuevas oportunidades de innovación en tu negocio. 

Fases del Design Thinking

Esta metodología se basa en un proceso humano, ya que se centra en las personas y en la resolución de problemas complejos a los que se enfrentan diariamente.

  1. El primer paso del proceso de esta metodología es identificar una necesidad observando a los usuarios. Es decir, definir a través de una investigación en profundidad, las necesidades de los usuarios centrándose en la persona y no en el producto. 
  2. Una vez esta primera fase se ha implementado, se deben definir aquellos puntos que pueden aportar valor a la empresa y pueden alcanzar resultados innovadores. A través de la participación y el trabajo en equipo, se define una solución a la necesidad identificada.
  3. Por último, como todos los procesos innovadores, se debe prototipar y testar dicha idea. El objetivo es identificar las posibles mejoras antes de lanzar el posible producto o servicio al mercado. 

Beneficios del Design Thinking 

  • Incrementa la productividad y competitividad de los productos y servicios  
  • Potencia el trabajo en equipo 
  • Permite la adaptación ágil a los cambios constantes del mercado 
  • Incrementa la capacidad profesional de los empleados 
  • Mejora la comunicación dentro de la empresa y con su entorno 
  • Aumenta la participación de los empleados 
  • Creación de nuevas soluciones innovadoras y creativas 

Implementación del Design Thinking en los negocios

Es por ello, que esta metodología no está siendo usada únicamente por las startups o emprendedores. Sino que las mayores organizaciones del mundo lo utilizan como motor de innovación. Es más, no sólo se usa para el diseño de nuevos productos y servicios, sino que también se desarrolla para la mejora de procesos actuales de los negocios. 

Si quieres fomentar el pensamiento creativo e innovador, y conectar mejor con las expectativas y necesidades de los usuarios, es el momento de implementar la metodología de Design Thinking en tu negocio. En FI Group te podemos ayudar en la financiación tus proyectos innovadores, por lo que deja fluir tu mente creativa y no te pongas límites. Conoce todos nuestros servicios de innovación.