Compartir en

«La innovación va a ser más necesaria para sobrevivir y ser competitivo«

Con motivo del Día Mundial de la Creatividad y la Innovación, hablamos con Jose Miguel Esteban, Manager de Innovación en FI Group, quien apuesta por una visión del concepto de innovación más amplia y aplicable a todos los sectores, no “únicamente en los nuevos desarrollos científicos o aquellos proyectos con un alto componente tecnológico”.

¿Qué reivindicarías en el Día Mundial de la Creatividad e Innovación?

Con motivo del Día Mundial de la Creatividad e Innovación, me gustaría reivindicar el concepto de innovación en su significado más amplio. En muchas ocasiones asociamos la innovación únicamente a nuevos desarrollos científicos o con un alto componente tecnológico, cuando la innovación no es únicamente eso. En este sentido, me gusta la definición que hace la Fundación COTEC sobre innovación porque deja muy claro el significado de la innovación desde un punto de vista holístico: «Innovación es todo cambio (no solo tecnológico) basado en conocimiento (no solo científico) que genera valor (no solo económico)».

Además, a pesar de que Innovación y creatividad suelen presentarse de manera conjunta, éstos tienen distintos significados y funciones. La creatividad es un proceso imaginativo y la innovación un proceso productivo; lo que quiere decir que en el primero se crean ideas y en el segundo se introducen cambios.

¿Qué le pedirías al ecosistema de la innovación?

Estamos viviendo un momento histórico con el programa europeo Next Generation EU. Se trata de una oportunidad única para gestionar la crisis y encauzar la transformación de nuestra economía, a través de un nuevo modelo productivo que pivote sobre los ejes del plan: la digitalización, la transición ecológica, la cohesión social y territorial y la igualdad.

El reto es mayúsculo.  En España se va a movilizar un volumen de inversión sin precedentes durante los próximos seis años, que debemos aprovechar con responsabilidad y eficacia porque de ello va a depender en gran medida, no solo nuestra recuperación económica, sino también el tipo de país que dejemos a las siguientes generaciones.

Para ello debe existir una colaboración real entre todo el ecosistema de innovación. Esto es lo que le pido al ecosistema, una máquina eficiente y engrasada tanto entre los sectores público y privado, como entre empresas y sectores, para una utilización responsable y eficiente de los fondos disponibles.

En el The Global Innovation Index (GII) 2020, España estaba en el puesto 30¿cómo definirías el panorama actual en el primer trimestre del año?

Sí, este índice ordena a los países en función del grado de desarrollo de sus sistemas de innovación. En el año 2019 España quedó en el puesto 29 del ranking, en el año 2020 en el puesto 30, y en este primer trimestre de 2021… es pronto todavía para anticipar el resultado final, pero creo que no ha habido todavía grandes cambios en las políticas y estructuras a nivel nacional que hagan presagiar un cambio de tendencia en este aspecto.

Para conseguir mejorar en el ecosistema, ¿cómo impulsarías la innovación en España?

Creo que España necesita reforzar su apuesta por la I+D+i y la digitalización a través de políticas públicas de fomento a la I+D+i, y que además deben tener una visión de continuidad a largo plazo y ser coherentes a lo largo de todo el ciclo.

España sigue anclada en los últimos años en cuanto a inversión en Investigación y Desarrollo (I+D), situándose en torno al 1,25% del PIB. Muy lejos del 3% que se había marcado la Unión Europea para 2020, aunque si es cierto que con los fondos de recuperación europea Next Generation UE tendremos la oportunidad de dar un salto cuantitativo en cuanto a inversión en I+D.

Por otro lado, otra de las fórmulas para impulsar la innovación en España es a través de la mejora de los incentivos fiscales a la I+D+i. La crisis económica ha dejado con escasos recursos al tejido empresarial para invertir en I+D, y con una mejora de la fiscalidad se destinarían recursos a esas empresas (de todos los tamaños) que realizan esfuerzos por conseguir ser más competitivas.

¿Cuáles son las claves de la innovación en una empresa?

La innovación permite a las empresas interactuar en un mundo altamente dinámico y competitivo en el cual es necesario estar a la vanguardia, y conseguir continuamente ventajas competitivas.

No existen grandes fórmulas para iniciar y mantener la innovación dentro de las organizaciones. Únicamente es necesario definir y utilizar un sistema de innovación propio, con los siguientes elementos comunes: cultura innovadora, estrategia innovación, liderazgo, y procesos y herramientas a utilizar.

Para conseguir la adaptación a este proceso innovador ¿Cómo podría ayudarte FI Group?

Desde FI Group ayudamos a las organizaciones en la gestión de la financiación de su I+D+i y a la gestión de su innovación, mediante el diseño y la implementación de acciones para potenciar su desarrollo tecnológico y económico. Estas acciones, focalizadas en el tratamiento integral de los Incentivos fiscales por I+D+i y la gestión de convocatorias de ayudas y subvenciones públicas, redundan en una mejora de la cuenta de resultados de las empresas.

¿Crees en la innovación como obligación para reinventarse en un futuro?

Vivimos en momentos de mucha incertidumbre. Por suerte para nuestra sociedad, cada vez parece más cercana la victoria de la guerra que estamos librando contra la pandemia de la COVID-19. Pero esta incertidumbre también ha provocado en el tejido empresarial una aceleración en el avance digital y en la forma de relacionarnos, de varios meses o años.

Con este nivel de incertidumbre y los movimientos que se están produciendo, va a ser más necesaria que nunca la innovación para sobrevivir y ser competitivo

En Finlandia innovación, en España fracaso ¿Es la innovación algo cultural?

Bueno Finlandia es uno de los países más innovadores del mundo, y lo es gracias a la creación en su día de un plan de acción nacional (y por supuesto a la buena ejecución del plan) basado en cuatro pilares: Implementación de un sistema nacional de innovación, incremento de la inversión en I+D, ser considerados un laboratorio de aplicaciones de la sociedad de la información, y aprendizaje a lo largo de la vida. Fomentan así la innovación en el ámbito de la educación, y parece que les ha funcionado muy bien ya que son desde hace años un referente tanto en innovación como en su sistema educativo. Respecto al fracaso… es innato en la innovación! Debemos entender todos el aprendizaje a través del fracaso, ya que es algo natural a la adquisición de una nueva competencia. Esta es una asignatura pendiente todavía en muchas organizaciones en España. Para más tranquilidad de todos, y para comprender bien lo del fracaso, yo añadiría la frase de «falla rápido, falla barato».

¿Crees que la innovación está desaparecida hasta entrada la edad adulta? ¿Cómo la fomentarías en la edad escolar?

Efectivamente creo que se debería potenciar más la innovación y la creatividad en edades escolares, facilitando tanto a nivel individual como colectivo, el cuestionamiento y la búsqueda de alternativas, de una forma continua. También creo que se deberían buscar más colaboraciones entre el sector educativo y el sector industrial, que potenciaran un espíritu innovador desde edades tempranas.

Inclusión dentro del ecosistema de la innovación

La única solución para dar respuesta a los principales retos que tenemos por delante es una innovación llevada a cabo de manera colaborativa entre diferentes agentes del ecosistema, de índole nacional e internacional.

Begoña Espina Bañuls