14/05/2024

¿Qué ocurre con el IIVTNU en caso de no obtener ganancias en un supuesto de adquisición hereditaria de un bien inmueble?

Como ya hemos explicado en otras publicaciones de este blog, el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), también conocido como Plusvalía, es un tributo directo que grava el incremento de valor que experimentan dichos terrenos y se pone de manifiesto a consecuencia de la transmisión de la propiedad de los terrenos por cualquier título o de la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce, limitativo el dominio, sobre los referidos terrenos. Como puede ser, una compraventa, una donación o una herencia. 

Mientras que, en el caso de una compraventa, el vendedor o transmitente del bien inmueble es la persona que debe hacer frente a este impuesto, en un supuesto de herencia no es así. Son los herederos que reciben dicho bien quienes tienen la obligación de liquidar la plusvalía municipal, ya que, el hecho de que el propietario del bien inmueble haya fallecido, no significa que se produzca una exención del pago del impuesto.

¿En qué supuestos no debo pagar el IIVTNU?

Como ya hemos comentado en anteriores publicaciones, a raíz de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional con respecto a la plusvalía municipal, se introdujo un nuevo supuesto de no sujeción a la regulación de dicho impuesto en la Ley. Así pues, en las transmisiones de terrenos respecto de los cuales se acreditare que no ha existido un incremento de valor (no haber obtenido ganancias al transmitir el inmueble) por la diferencia entre el valor del terreno en la fecha de transmisión y adquisición, no debe pagarse la plusvalía municipal.

¿Cómo se prueba la inexistencia de incremento de valor?

La ley establece que el interesado debe declarar la transmisión y aportar los títulos que reflejen la transmisión y adquisición del bien inmueble. En un supuesto de una herencia, podríamos considerar como documento de adquisición la escritura o contrato de compraventa por el cual se obtuvo el bien inmueble (el valor de adquisición) y como documento de transmisión, la aceptación de la herencia (valor declarado de la vivienda). Debemos tener en cuenta que, sobre estos valores, valor de adquisición y transmisión, solo se tiene en cuenta la parte que corresponde al suelo del bien inmueble. Recordemos que la plusvalía municipal es un impuesto que grava el incremento que sufren los terrenos de naturaleza urbana y no la propia vivienda en sí.

Así pues, para poder constatar que no han existido ganancias a la hora de transmitir el inmueble, para el valor de transmisión o adquisición, debe utilizarse el mayor de estos dos valores: el valor establecido en el título acreditativo que refleje la operación (el valor declarado en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones) o el valor comprobado por la Administración. Esto último es posible ya que los Ayuntamientos tienen la capacidad de comprobar los valores de adquisición y transmisión declarados por el interesado, a efectos de esta constatación de inexistencia de ganancias.

Por lo tanto, si en caso de una comparativa de los valores anteriormente mencionados, se desprende una cantidad negativa, el interesado puede solicitar la aplicación del supuesto de no sujeción y, posteriormente, el Ayuntamiento lo concederá en caso de que resulten acreditadas las pérdidas, empleando la capacidad de comprobación que tiene.

Sabiendo todo esto ¿Cómo debo actuar?

Es imprescindible valorar cada uno de los casos con los que nos encontramos, para analizar cada situación en profundidad y poder alegar aquello que sea conveniente, en cada caso, y dentro de plazo.

Desde el Departamento de Fiscalidad Inmobiliaria de FI Group, somos expertos en la materia y, sin duda podemos ayudarte en la revisión y asesoramiento en cuanto al IIVTNU se refiere. En este sentido, contamos con un equipo técnico-jurídico especializado con amplia trayectoria en expedientes tributarios.

Por tanto, no lo pienses, si has heredado un inmueble y no sabes cómo proceder a la autoliquidación de la plusvalía municipal o te han girado una liquidación del impuesto que consideras errónea, contacta con nosotros

Bárbara Carrascosa Villar – Asesora Legal