Compartir en

Autor: Jaime Manjavacas López, Account Manager FI Group.

Ya han sido comprobados cerca de la mitad de los inmuebles españoles durante los distintos procedimientos de regularización catastral abiertos desde 2013.

Con la consiguiente actualización de los valores irregulares encontrados, la recaudación por IBI se ha incrementado en 1.254 millones de Euros anuales, siendo el único tributo cuya recaudación ha aumentado año a año, incluso durante los peores años de la crisis.

El plan de regularización se realiza en colaboración con los distintos ayuntamientos y estará vigente hasta principios de 2017. Para su realización, se comprueban imágenes recogidas por satélite, avionetas o drones y por el trabajo sobre el terreno de inspectores vinculados a empresas que cobran por cada error detectado.

Los tipos de fraude que más se descubren son las nuevas construcciones no declaradas, seguidas por las ampliaciones y rehabilitaciones como los cerramientos de terrazas, aparcamientos irregulares o las piscinas “fantasma”, así como la no declaración de las reformas y cambios de uso del inmueble.

Los inmuebles de ciudades como Madrid, Alicante, Oviedo, Córdoba, Ávila, Badalona, Cádiz, Toledo o Valencia, están siendo regularizados actualmente o ya han sido actualizados.

Puede comprobar si su municipio se encuentra entre los que están siendo o han sido regularizados en el siguiente enlace: http://www.catastro.meh.es/esp/regularizacion_sec.asp

Según la estadística proporcionada por Catastro, Aragón es la Comunidad con mayor nivel de fraude (casi un 17% de los inmuebles analizados han sido regularizados), por el contrario, en la Comunidad de Madrid solo el 4% de los inmuebles examinados han sido regularizados.

Los inmuebles que sean regularizados tendrán que pagar una tasa de 60 euros, a cambio, no serán sujetos a sanción, una suerte de “amnistía inmobiliaria” que no exime, eso sí, de la regularización del Impuesto sobre Bienes Inmuebles con efectos retroactivos (últimos 4 años) ni de cumplir las normas urbanísticas de cada municipio.

Conviene recordar que, una vez recibida la notificación del nuevo valor catastral, se dispone de un mes de plazo para recurrirlo, y por la gran cantidad de errores en el proceso, es muy recomendable revisarlo. Para ello, FI Group puede ayudarle verificando cada uno de los parámetros técnicos que determinan este valor, pudiendo generar ahorros que rondan el 20% sobre la nueva cuota de IBI.

Para su tranquilidad, FI Group, le ofrece un diagnostico totalmente gratuito, y en caso de detectar errores catastrales en su contra, nosotros mismos realizaremos todas las gestiones necesarias para corregir cualquier desvío, siempre con el compromiso de remunerarnos tan solo de una parte del ahorro conseguido.

Fuente: Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (MINHAP)