Compartir en

¿Quieres saber cómo ahorrar en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO)?

El Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, es un tributo potestativo, es decir, no todos los Ayuntamientos lo exigen, solo aquellos que tienen aprobada la ordenanza fiscal correspondiente. No obstante, se trata de un impuesto muy desconocido por el contribuyente, por lo que son muchas las dudas que nos surgen y vamos a tratar de dar respuesta para que se queden bien resueltas. 

¿Qué es el ICIO?

El ICIO es un tributo municipal que grava la realización de cualquier construcción, instalación u obra, para la que se exija la obtención de licencia de obras o urbanística o la presentación de declaración responsable o comunicación previa, con independencia de que se haya obtenido o no.

¿Quién paga el ICIO?

Habitualmente, los contribuyentes. los propietarios de la construcción, instalación u obra.

Sin embargo, existe la figura del sustituto del contribuyente, en aquellos casos en los que quienes ejecuten la construcción, instalación u obra o quienes soliciten las licencias o, en su caso, presenten las declaraciones responsables o comunicaciones previas no sean los dueños. En estos casos, estos “sustitutos” están obligados al pago del impuesto.

¿Se puede rebajar el pago del impuesto?

¡Afirmativo! Existen ciertos supuestos en los que no hay que sujetarse al impuesto, como las obras de reforma y renovación en instalaciones industriales.

¿Cuándo y cómo se paga el ICIO?

Este impuesto se devenga al inicio de la construcción, instalación u obra. En este momento, el Ayuntamiento competente emite la correspondiente liquidación provisional, salvo que, mediante Ordenanza fiscal, se prevea el régimen de autoliquidación. En este último caso, es el sujeto pasivo el que debe presentar la autoliquidación correspondiente.

Al declararse el impuesto antes de la finalización de la construcción, instalación u obra, la liquidación que se emite recibe la consideración de provisional, por lo que, una vez terminada, se emite la liquidación definitiva.

La base imponible del ICIO de la liquidación provisional puede calcularse de diversas formas. Es bastante habitual que se proceda al cálculo del ICIO, tomando en consideración los datos contenidos en el proyecto o presupuesto presentado por los interesados a efectos de solicitar la licencia correspondiente. Sin embargo, la Ordenanza fiscal puede prever su cuantificación a partir de los índices o módulos establecidos en la misma.

¿Existen bonificaciones para el ICIO?

También hay bonificaciones potestativas del impuesto, aunque son competencia de los Ayuntamientos. Por lo tanto, es muy importante consultar cada ordenanza fiscal y solicitar la bonificación del ICIO conforme a lo que disponga en la misma.

A título de ejemplo, podemos citar bonificaciones de entre el 50 y el 95% aquellas construcciones o instalaciones que se lleven a cabo por criterios de especial interés o de utilidad municipal en ámbitos sociales, culturales o energéticos, entre otros.

CONSEJO Si queremos ajustar al máximo la cuota final del ICIO, es fundamental dominar los marcos técnicos y legales, contando con todos los perfiles necesarios para realizar un estudio a fondo de los parámetros computables y poder ejercer una defensa técnica y fiscal que garantice la adecuada tributación.

Ahorrar en el pago del ICIO es posible, siempre y cuando cuentes con la ayuda de profesionales cualificados. FI Group somos expertos en la optimización de este tipo de impuestos de carácter local. ¿Charlamos?

Si quieres saber más sobre este impuesto puedes encontrar datos sobre el pago del ICIO en cada provincia, sobre su tributación local, y el ahorro que puede suponerte.

Neus Teixidor

Abogada fiscalista de FI Group