Compartir en

La industria es el segundo mayor contribuyente al PIB europeo, así como el segundo sector en términos de empleo de la población activa.

Esta importancia es clave en la distribución de los fondos de la UE de próxima generación a nivel nacional.

Industria en el España Puede

La industria ocupa un lugar fundamental en el Plan de Recuperación Español. De hecho, en el marco de la V Política de Palanca «Industria y Pymes de modernización y digitalización», existe un componente central, el 12, el único dedicado a este sector denominado «Política Industrial España 2030″.

Esto traduce la voluntad de impulsar la reforma y la productividad del ecosistema industrial español, a través de la digitalización de la cadena de valor, la modernización y sostenibilidad del sector manufacturero, el fomento de las industrias «verdes» y de conducción digital,  pero también la Estrategia Española de Economía Circular que incluye la modernización del sistema de gestión de residuos y tratamiento.

Los sectores industriales nacionales que impulsan la economía se mencionan claramente en el Plan e incluyen, pero no se limitan a, el sector de la automoción y su transición a los vehículos eléctricos, agroalimentarios, sanitarios, aeronáuticos y navales, entre otros. Asimismo, se señalan esfuerzos especiales para posibilitar la transformación y modernización de la industria electro intensivas para incorporar las tecnologías más eficientes y acompañar el importante proceso de reforma energética.

PERTE

Es dentro de este Componente 12 donde se define la figura clave de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica, conocidos en España como «PERTE». Estos PERTEs están diseñados para abarcar la cadena de valor de un área estratégica, responder a una falla del mercado y tener un peso especial desde el punto de vista de la complejidad, el alcance o el impacto potencial a largo plazo.

El primer PERTE que se ha publicado oficialmente el pasado 17 de julio es el relacionado con el Vehículo Eléctrico y Conectado (PERTE – VEC)  cuyo foco central es la creación del ecosistema necesario para desarrollar una industria de automoción innovadora, con fuerte tracción en otros sectores económicos, con el fin de dar respuesta a la nueva movilidad sostenible y conectada.

La inversión total dedicada a la Política Industrial es una de las más altas del Plan de Recuperación español con 6.106 M€,  lo que supone una cuota del 5,4%.

Líneas de inversión

El componente 12 se estructura en dos reformas principales y tres líneas de inversión que allanan clara y estratégicamente el camino de la política industrial.

ComponentesinversiónPresupuesto (M€)
C12. I1Espacios de datos sectoriales (contribución a proyectos clave de digitalización en sectores estratégicos)400
C12. I2Programa para promover la competitividad industrial y la sostenibilidad, transformación de cadenas estratégicas de valor con 5 líneas de acción2.531,5
C12. I3Apoyo a la implantación de la regulación de residuos y promoción de la economía circular con 6 medidas de actuación850

C12. I1 – Espacios de datos sectoriales (contribución a proyectos clave de digitalización en sectores estratégicos): 400M€

El objetivo de esta línea de inversión es promover la creación de espacios de datos en el sector agroalimentario, el sector de la movilidad sostenible, el sector sanitario y el sector del comercio, entre otros, a excepción del sector turístico que se financiará con una inversión específica (C14. I3). Se alineará con la Estrategia Europea de Datos. Se identificarán sinergias con el Programa Europa Digital, asegurando la complementariedad de las inversiones, que ya incluye entre sus primeras acciones la creación de espacios de datos en sectores como el agroalimentario, la movilidad, la salud, etc.

C12. I2 – Programa para promover la competitividad industrial y la sostenibilidad, transformación de cadenas estratégicas de valor con 5 líneas de acción: 2531,5 M€

Esta inversión se centró en todas las partes que operan en una cadena de valor: desde las start-ups más pequeñas hasta las empresas más grandes, desde el mundo académico hasta el personal investigador y desde los proveedores de servicios hasta los proveedores, cada una con sus propias características. El programa se compone de 5 líneas:

  1. Línea de apoyo a proyectos estratégicos para la transición industrial (PERTE) 2.289 M€ A través de las PERTEs, el objetivo no es solo promover la transformación de cadenas de valor estratégicas en sectores industriales con un alto efecto dinamizador en la economía, sino también impulsar proyectos estratégicos a nivel nacional que puedan contribuir a las IPCEIs.
  2. 118 M€ a la línea de apoyo para planes de innovación y sostenibilidad, que financiarán los gastos asociados a la ejecución de estos proyectos (eficiencia energética y energía sostenible, ecoinnovación, mejoras en las cadenas de valor, materiales y productos avanzados y mejoras en los procesos de calidad y seguridad industrial
  3. Línea de apoyo a proyectos con entidad propia, de menor alcance, para la implantación de la digitalización en procesos y organización de empresas industriales con 95 M€
  4. Para el plan de modernización del Centro Español de Metrología (CEM) el presupuesto es de 16,44 M€
  5. 13 M€ para apoyar el plan de infraestructuras industriales sostenibles

C12. I3 – Apoyo a la implantación de la regulación de residuos y promoción de la economía circular con 6 medidas de actuación: 850 M€

El objetivo de esta inversión es servir de impulso para la puesta en marcha de las medidas necesarias en el ámbito de los residuos y la economía circular al menos hasta 2035 y acelerar las inversiones necesarias en los tres primeros años (2021-2023), concentrando en estos tres años un total de 850 millones de euros. Prácticamente todo (más del 96%) se destine a medidas que contribuyan directamente a aumentar las proporciones de preparación para la reutilización y el reciclado de residuos; una cantidad muy pequeña de las inversiones puede destinarse al tratamiento de la fracción de residuos residuales (instalaciones de recogida de residuos, instalaciones de clasificación y clasificación, mejora de las instalaciones de tratamiento mecánico-biológico e instalaciones de preparación de RSC).

Desglose de las inversiones:

  1. Implantación de nuevas recogidas selectivas, especialmente biorresiduos, y mejora de las existentes 280 M€
  2. Construcción de instalaciones específicas para el tratamiento de biorresiduos recogidos por separado 96,2 M€
  3. Construcción de nuevas instalaciones para la preparación para la reutilización y el reciclado de otros flujos de residuos recogidos por separado 191 M€
  4. Inversiones relativas a instalaciones de recogida (como puntos limpios), triaje y clasificación (embalaje, papel, etc.), mejora de las instalaciones de tratamiento mecánico-biológico existentes y para la preparación de RSC 24 M€
  5. Desarrollo de instrumentos de digitalización para la gestión medioambiental (gestión eficiente, cadena de suministro segura y reducción de la generación de residuos) 100,5 M€
  6. Fomento de la economía circular a nivel de empresa 158,3 M€.

Portugal, 4 grandes inversiones

El Plan Portugués de Recuperación y Resiliencia (PVP) se estructuró en 20 componentes, que a su vez comprenden un total de 37 reformas y 83 inversiones.

Entre otros objetivos, en lo que respecta a la industria, se hace hincapié en el interés por aumentar el peso de la industria manufacturera en la estructura económica nacional, reforzando al mismo tiempo el compromiso con la I+D y el sistema de innovación.

Este compromiso debe basarse en un modelo de producción y consumo sostenible, digital y cualificado, basado en un uso menos intensivo de los recursos, especialmente de la energía.

Componentes portugueses

Este objetivo está presente en los tres pilares estructurantes del PRR, a saber, en los siguientes componentes:

C5 – Capitalización e Innovación

El objetivo principal de este componente es aumentar la competitividad y la resiliencia de la economía portuguesa basada en la I+D, la innovación y la diversificación y especialización de la estructura productiva.

La atención se centra en el fortalecimiento de la capacidad del sistema científico y la creación de sinergias entre el sistema académico, científico y tecnológico y las empresas portuguesas; y en contribuir a mitigar la brecha en el acceso a la financiación empresarial, así como los problemas de solvencia de las empresas portuguesas. Este componente prevé 7 inversiones,  entre las que destacan las siguientes:

  • Agendas movilizadoras de reindustrialización – 558 M€;
  • Agendas de movilizadores de la reindustrialización verde – 372 M€;
  • Interfaz de la misión – renovación de la red de apoyo a la ciencia y la tecnología y orientación hacia las instalaciones de producción – 186 M€;
  • Agenda de investigación e innovación para la sostenibilidad de la agricultura, la alimentación y la agroindustria – 93 M€;
  • Recapitalización del sistema empresarial de las Azores – 125 M€;
  • Capitalización de empresas y resiliencia financiera / Banco de Fomento – 1.550 M€  (préstamos).

C11 – Descarbonización de la industria

Con una sola línea de inversión, este componente está dirigido exclusivamente al sector empresarial, fomentando la adopción de estrategias que reduzcan la intensidad de carbono de las actividades industriales, a través de la implantación de equipos y procesos más descarbonizados, la adopción de medidas de eficiencia energética o la incorporación de energía procedente de fuentes renovables, incluido su almacenamiento, cumpliendo así los objetivos marcados en la agenda de transición climática – 715 M€.

C14. Hidrógeno y energías renovables 

Este componente tiene como objetivo promover la transición energética mediante el apoyo a las energías renovables, centrándose en la producción de hidrógeno y otros gases renovables. También tiene como objetivo promover las energías renovables en Madeira y la transición energética en las Azores.

  • Hidrógeno a partir de gases renovables – 185 M€;
  • Impulsar la electricidad renovable en el archipiélago de Madeira – 69 M€;
  • Transición Energética en las Azores – 116 M€.

C16 – Empresas 4.0

Este componente tiene como objetivo apoyar la transición digital de las empresas a través del refuerzo de las competencias digitales de la plantilla, la transformación de los modelos de negocio de las empresas y la integración de la tecnología en las empresas. Las 3 inversiones previstas tienen como objetivo ponerse al día con el proceso de transición digital en curso de las empresas portuguesas.

  • Formación Digital de Empresas – 100 M€;
  • Transición Digital de Empresas – 450 M€;
  • Catalizando la Transición Digital de Emprendedores – 100 M€.

El 30 de junio de 2021 se lanzó una convocatoria de manifestación de interés en el marco del componente C5Capitalización e Innovación Empresarial.

Convocatoria de Manifestación de Interés para el Desarrollo de Proyectos en el ámbito de las Agendas movilizadoras para la innovación empresarial. Dicha convocatoria se constituye como convocatoria de presentación de ideas para la constitución de las Agendas movilizadores o Agendas Verdes para la Innovación Empresarial.

En una Fase 2, se realizarán convocatorias de solicitudes de financiación, con el objetivo de la firma de contratos programáticos con los consorcios que impulsarán las iniciativas seleccionadas.

En este sentido, entre la combinación de fondos europeos, resultante del marco financiero plurianual y la UE de próxima generación, se espera que a corto plazo puedan surgir avisos más específicos dentro del ámbito del PRR y, más concretamente, en el ámbito del apoyo a las empresas, con el fin de iniciar las inversiones previstas en este ámbito.

Italia,  23,89 mil millones de euros para industria

El Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia italiano  (NRRP) constituye un medio importante para el relanzamiento de la industria italiana a través de la promoción de una amplia serie de iniciativas transversales para fomentar las inversiones en tecnologías de la Industria 4.0,acelerar la construcción de infraestructuras para las conexiones ópticas 5G y crear programas de financiación específicos para apoyar a las empresas italianas en los mercados internacionales. Con una asignación de 23,89 mil millones de euros dentro del Plan, es principalmente el Componente 2 de la Misión 1  (Digitalización, Innovación, Competitividad, Cultura y Turismo) para hacer frente al sistema productivo italiano.

Componentes

El Componente 2 denominado «Digitalización, Innovación y Competitividad en el Sistema Productivo» es el que, como se puede inferir de los cálculos del Gobierno, más contribuirá, dentro de la Misión 1, al crecimiento del país.

Inversiones Misión 1 Componente 2Valor (Miles de millones de €)
Inversión 1: Transición 4.0€ 13,38
Inversión 2: Inversiones en alta tecnología Relacionados con la Industria 4.0€ 0,34
Inversión 3: Redes ultrarrápidas (ultra banda ancha y 5G)€ 6,71

Inversión 4: Tecnologías satelitales y economía espacial
€ 1,49

Inversión 5: Políticas del sector industrial e internacionalización
€ 1,95
Reforma 1: Reforma del sistema de propiedad industrial0,03 €

Una gran parte de los recursos asignados está representada por la inversión denominada transición 4.0, 13,38 mil millones de euros,  que es una evolución del anterior programa de Industria 4.0.

Gracias a esta iniciativa,  la  industria italiana podrá beneficiarse de tres créditos fiscales relacionados con inversiones en:

a) bienes de capital;

b) investigación, desarrollo e innovación;  

c) formación en digitalización y desarrollo de competencias afines.

Un punto transversal de atención para el sector industrial,  en general, es la ecologización de los procesos productivos, la sostenibilidad de los envases, la gestión de residuos, etc. Estos temas se tratarán en un artículo separado.

Las actividades de I+D con un impacto en las corporaciones también se tratan en el Componente 2 «De la investigación a la industria» de la Misión 4 «Educación e investigación», que representa 11,4 mil millones de euros. El dinero se destina al refuerzo del ecosistema nacional de I+D (incluidas las empresas emergentes) y a la promoción de la participación de las empresas italianas en las asociaciones, proyectos y,  IPCEI (Proyectos Importantes de Interés Europeo).

Plan de Relance 40 mil millones

El Plan de Relance francés ha previsto asignar 100 mil millones de euros (el 60% financiado por France Relance y el 40% por Next Generation EU) de aquí a 2026. La mitad se dedicará a la transición ecológica,con  5.800 millones de euros para la renovación energética de edificios,  4.400 millones de euros para modernizar la red ferroviaria y  1.900 millones de euros para desarrollar hidrógeno bajo en carbono.

Otros 800 millones a partir de 2020 para planes de apoyo a la industria que también forman parte de las prioridades de recuperación. Durante el período 2020-2022, France Relance movilizará casi 35 mil millones de euros para la industria, incluidos 20 mil millones en recortes de impuestos a la producción con 12,5 mil millones dedicados al Plan d’Investissement d’Avenir (PIA), que tiene como objetivo promover la creación de empleo. Por último, se distribuirán 3,4 billones de euros a las empresas en forma de convocatorias de proyectos. Se reasignarán 1.000 millones de euros adicionales en respuesta al éxito de las convocatorias de proyectos.

Objetivos

Entre los objetivos de Francia para el sector de la industrialización se encuentran:

  • Transición ambiental /Descarbonización ;
  • Industria de transformación digital 4.0 ;
  • Innovación ;
  • Producir o reubicarse en Francia.

Inversiones

Proyectos de inversión industrial en 6 sectores estratégicos

El componente nacional se refiere exclusivamente a los sectores estratégicos de la aeronáutica, el automóvil, la energía nuclear, la agroalimentación, la salud, la electrónica y los insumos esenciales para la industria.

El capítulo territorial se centra en las inversiones industriales en todos los sectores, que es probable que se inicien rápidamente y que tengan fuertes beneficios socioeconómicos para el territorio (mantenimiento y creación de puestos de trabajo, resiliencia económica, perspectivas de mejora de la competitividad, contribución a la transición ecológica, desarrollo de la solidaridad). El presupuesto previsto de los proyectos debe valer al menos 200.000 euros.

Para el componente nacional, pueden beneficiarse de él las empresas con un proyecto de inversión industrial de al menos 200.000 euros para los sectores aeronáutico, automoción y nuclear y de al menos 1.000.000 euros para los sectores agroalimentario, sanitario, electrónico y de insumos esenciales de la industria (productos químicos, metales, materiales, etc.).

Inversiones para la eficiencia energética industrial

Las ayudas son para inversiones industriales en los ámbitos de la eficiencia energética, la electrificación y la adaptación de procesos que ayuden a reducir las emisiones de CO2. Además, con el fin de apoyar a las empresas industriales en el uso de fuentes de calor que emiten menos CO2, como la biomasa, se ha puesto en marcha un nuevo mecanismo de ayuda operativa complementaria al Fondo de Calor en el marco de France Relance. Cuentan con 1,2 mil millones gestionados por ADEME y a la Agence des Services de Paiements (ASP) como parte del Plan de Relance.

Ya se lanzarón convocatorias de proyectos a favor de la descarbonización de la industria :

  • Una convocatoria para proyectos de Industria de Descarbonización (DECARB IND)sobre la descarbonización de procesos y servicios públicos a través de la eficiencia energética en la industria, electrificación de procesos y el uso de insumos de materiales alternativos (la fecha límite de presentación es el 14de octubre de 2021);  
  • Una nueva convocatoria de Proyectos de Calor de Biomasa relativa a la producción de calor de biomasa, con la opción de recibir ayudas operativas si fuera necesario (la fecha límite de presentación es el 14 de octubre de 2021);
  • A finales de 2020 se lanzó una convocatoria para proyectos de Combustibles Sólidos Recuperados  de Energía. Se trata de ayudas para el desarrollo del sector de recuperación de SRF (la fecha límite de presentación es el 14de octubre de 2021).

Convocatoria de manifestaciones de interés «Digitalización y descarbonización del transporte ferroviario».  

Esta convocatoria se ensana en el marco de la estrategia de aceleración «Digitalización y Descarbonización de movilidades» del 4º programa de inversiones futuras (PIA4) financiado por France Relance. La fecha límite para la presentación es el 11 de noviembrede 2021. Este IAM se ocupa de tres temas prioritarios de inversión en el contexto del desarrollo y la innovación del transporte ferroviario del futuro:

  • El   tren ligero para el servicio fino de los territorios
  • La red ferroviaria digitalizada 4.0 / ERTMS nivel 3
  • Transporte ferroviario automatizado de mercancías

Apoyo a la investigación y el desarrollo industrial en el sector de la automoción

Esta convocatoria tiene como objetivo recoger proyectos inspirados en la hoja de ruta tecnológica del sector de la automoción. Será financiado por el Estado en el marco del 4º Programa de Inversiones Futuras (PIA), con una sucesión de proyectos prevista para el 31 de agosto de 2021 Se centra en:

  • el desarrollo de componentes estratégicos para la fabricación de vehículos eléctricos e híbridos enchufables;
  • sistemas de hidrógeno para la movilidad ;
  • el vehículo autónomo y conectado.

Los proyectos seleccionados en el marco de esta convocatoria deberán ser realizados por empresas (pymes y grandes empresas) del sector de la automoción y la movilidad vial. Pueden presentar su proyecto solos o en consorcio. Deben presentar soluciones innovadoras y sostenibles que permitan la rápida implantación de nuevas tecnologías en el mercado de la automoción. Los proyectos de colaboración, presentados por pymes, ETIs o socios públicos de investigación o incluso territorios, son especialmente esperados.

La acción «i-Demo» del Programa de Inversiones futuras

Su objetivo es desarrollar empresas industriales y de servicios en mercados en crecimiento que creen valor y competitividad para la economía y contribuyan a las transiciones energéticas, ecológicas y digitales. La convocatoria está abierta hasta el 3 de mayo de 2022. Este programa se centra en las empresas derivadas económicas y tecnológicas directas en forma de nuevos productos, servicios y tecnologías, las empresas derivadas medioambientales y sociales y las derivadas indirectas en términos de estructuración sostenible de los sectores. Estas empresas derivadas afectan a todas las empresas asociadas y, en particular, a las PYMEs.

Ayuda de viabilidad a la innovación

Financia los estudios de viabilidad y las operaciones de integración de competencias necesarias para preparar un proyecto de investigación y desarrollo. Esto afecta a todos los proyectos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) de productos, procesos o servicios innovadores con perspectivas de industrialización y/o comercialización. Estas ayudas están destinadas a pyme y empresas con menos de 2 000 empleados que no formen parte de un grupo con más de 2 000 empleados.

Ayudas al desarrollo de la innovación

Se utilizan para apoyar a las empresas francesas que llevan a cabo proyectos de innovación relacionados con la investigación industrial y/o el desarrollo experimental:

  • Desarrollar productos, procesos o servicios innovadores con perspectivas concretas de industrialización y/o comercialización;
  • Financiar su participación en asociaciones tecnológicas nacionales o europeas, en el marco de proyectos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i).

Se presenta en forma de préstamo (hasta 3 millones de euros) o anticipo reembolsable (hasta 500.000 euros). En general, la ayuda de Bpifrance cubre el 45% de los gastos totales elegibles de su proyecto.

Los beneficiarios de las ayudas al desarrollo de la innovación son los siguientes:

  • PYMEs
  • Empresa innovadora con menos de 250 empleados;
  • Un volumen de negocios anual inferior a 50 millones de euros o un total del balance no superior a 43 millones de euros.

Los proyectos se clasifican en cuatro categorías:

  1. Proyectos de innovación de procesos y organizativas con bajos riesgos técnicos y económicos en los servicios;
  2. Proyectos de I+D con riesgos técnicos y económicos significativos;
  3. Proyectos de I+D con altos riesgos técnicos y económicos;
  4. Proyectos colaborativos de I+D, especialmente de agrupaciones de competitividad.

FI Group cuenta con 20 años de experiencia y quiere acompañarte en el nuevo camino de NextGenerationEU. Nuestros expertos y expertas están a tu disposición para analizar el encaje de tu proyecto en el fondo de recuperación europeo de NextGenerationEU y dar los siguientes pasos junto a ti. Consúltanos.