Compartir en

La componente 11 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) tiene como objetivos estratégicos la Digitalización de la Administración y sus procesos y el Plan de transición energética en la Administración General del Estado, entre otros.

Las Administraciones Públicas tienen un papel fundamental en el buen funcionamiento de la economía: la prestación eficiente de los servicios públicos y su potencial tractor sobre la transformación del tejido productivo supone un factor fundamental de productividad, de crecimiento y bienestar.

Para el desarrollo de esta componente se va a destinar el 6% del plan, lo que supone 4.238 M€.

Es preciso adaptar el marco de funcionamiento de las Administraciones Públicas a las nuevas circunstancias y necesidades actuales.

Con este objetivo, el presente Plan recoge reformas estructurales de calado para adaptar y hacer más eficiente la gobernanza del proceso de digitalización, eliminar los cuellos de botella y agilizar los procesos para la realización de inversiones públicas –en particular las relativas a la ejecución del Plan de Recuperación–, modernizar el sistema de selección y gestión de los empleados públicos así como el ordenamiento que rige el marco de relaciones entre los diferentes niveles de Administración y reforzar la arquitectura institucional de la gobernanza económica.

Modernización de las Administraciones Públicas

Los retos de esta componente se centran en la Digitalización de la Administración y sus procesos y el Plan de transición energética en la AGE.

Pero para modernizar la Administración Pública no basta solo con dotarla tecnológicamente, sino que es preciso reconvertir y redefinir los procesos y procedimientos internos para lograr una mejor gestión que suponga la liberación de recursos de acuerdo a un modelo de mejora continua. También reformar el marco normativo para reducir la temporalidad y reforzar el capital humano que trabaja en el sector público, así como mejorar los instrumentos de cooperación interterritorial.

Medidas

Entre las medidas relacionadas con el desarrollo de nuevo marco regulatorio, cabe destacar:

  • Reforma para la modernización y digitalización de la Administración Pública.
  • Reforma para el impulso del Estado de Derecho y la eficiencia del servicio público de justicia.
  • Reforma para la modernización de la arquitectura institucional de gobernanza económica.
  • Estrategia Nacional de Contratación Pública.
  • Refuerzo de las capacidades administrativas.

Líneas de inversión

Este componente, consta de cinco líneas de inversión principales:

  • Modernización de la Administración General del Estado, y orientación al servicio de la ciudadanía, que contará con 960 millones de euros.

Desde el Ministerio de Asuntos Económicos y Agenda Digital quieren mejorar los servicios públicos digitales que se prestan a la ciudadanía y empresas, mejorando la usabilidad, utilidad, calidad, accesibilidad, permitiendo desplegar la Agenda España Digital 2025.

En particular cabe destacar dos iniciativas singulares que se abordarán dentro de esta inversión: eProcurement, para desarrollar herramientas que permitan digitalizar la tramitación de los expedientes de contratación pública y Ayudas y subvenciones  donde se propone desarrollar una solución específica de gestión de ayudas y subvenciones que, entre otras funcionalidades, permita configurar de forma sencilla los procesos de baremación y concesión, así como la prevención del fraude utilizando inteligencia artificial.

Esta inversión también persigue dotar a las Administraciones Públicas españolas de infraestructuras tecnológicas necesarias para su modernización, contribuyendo a desarrollar tanto la conectividad digital como la economía del dato y la Inteligencia Artificial a través de un servicio de infraestructuras cloud y la definición del Puesto de Trabajo Inteligente moderno, multidispositivo y en movilidad, orientado a la  utilización de herramientas colaborativas que permita mejorar la productividad de los empleados públicos.

Por último, se establecerá un Centro de Operaciones de Ciberseguridad para toda la Administración General del Estado y sus Organismos Públicos.

  • 1.205 millones de euros para proyectos tractores de digitalización de la Administración General del Estado.

Los ministerios competentes en cada rama apuestan por la Transformación digital Sanidad, Transformación digital de la Administración de Justicia, Transformación digital en el ámbito del Empleo, Transformación digital en el ámbito de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Plan de Digitalización Consular.

En el ámbito de la transformación digital de la Administración Pública existen dos ámbitos muy relevantes como son el de la seguridad interior y la agricultura, a través de sistemas que permitan desplegar servicios públicos digitales, vinculados fundamentalmente a la Política Agraria Común.

  • Transformación Digital y Modernización de la Administraciones Públicas territoriales con otros 1.000 millones más.

Dentro de este componente se aborda el Impulso de la Transformación Digital del Ministerio de Política Territorial y Función Pública y la modernización de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales de forma coherente y coordinada con las inversiones realizadas a nivel transversal por la Administración General del Estado. Así, 30 millones irán destinados a la Administración General del Estado (AGE), 578,6 millones a las CCAA y 391,4 millones a las EELL.

  • Plan de Transición Energética en la Administración General del Estado.

El plan tiene como objetivo promover el ahorro y la eficiencia energética y fomentar la utilización de energías de origen renovable en los edificios e infraestructuras, así como impulsar la movilidad sostenible, donde se promoverá la renovación de la flota de vehículos públicos.

  • Transformación de la Administración para la Ejecución del PRTR, que contará con 3,1 millones de euros.

Incluye un sistema de información para trasladar la información a la ciudadanía, a empresas, administraciones, centros de investigación y a los distintos agentes beneficiarios, contribuyendo a la necesaria transformación de los canales de comunicación utilizados para la implementación del plan. De ahí que sea esencial la creación de portales web que organicen toda la información y sirvan de punto de contacto.

También es preciso llevar a cabo actividades de formación que permitan, en un periodo de tiempo reducido, trasladar la información necesaria hasta unas 3.500 personas.

Nerea Anacabe

FI Group cuenta con 20 años de experiencia y quiere acompañarte en el nuevo camino de NextGenerationEU. Nuestros expertos y expertas están a tu disposición para analizar el encaje de tu proyecto en el fondo de recuperación europeo de NextGenerationEU y dar los siguientes pasos junto a ti. Consúltanos.