Compartir en

La crisis sanitaria ha puesto a la ciencia y a la innovación en un lugar preeminente como palanca esencial en los planes de reconstrucción y en la capacidad de respuesta frente a futuras crisis.

Cerrar el círculo entre la investigación y la innovación (I+D+I) y la transferencia del conocimiento a las empresas es prioritario para el futuro próspero de la sociedad española.

Reforzar la coordinación y la gobernanza del SECTI

Tal y como apuntan todos los análisis externos e internos es necesaria una mayor coordinación entre los ámbitos estatal y autonómico en la elaboración, la ejecución y la evaluación de las políticas de I+D+I a fin de evitar duplicidades y mejorar la eficacia y eficiencia de las políticas de I+D+I.

  • Es necesario el desarrollo de una nueva carrera científica para retener y atraer el talento y mejorar la carrera investigadora.

España ha perdido más de 5.000 investigadores/as en 6 años y, además existe un envejecimiento del personal investigador junto con las dificultades en la entrada al sistema para las personas jóvenes.

  • La necesidad de mejorar la eficacia y eficiencia de las políticas de investigación e innovación y de fortalecer el SECTI.

El SECTI ha alcanzado estándares de excelencia investigadora, sobre todo en publicaciones científicas y a participación en programas internacionales. Sin embargo, es necesario fortalecerlo y reforzar la eficacia y eficiencia de las políticas de investigación e innovación y de sus agentes, reforzando la rendición de cuentas y la medición de resultados.

  • La baja participación del sector privado y la brecha existente entre la inversión pública y la inversión privada en I+D+I. Según datos de 2017 de Eurostat, en España las empresas son un limitado agente financiador de la I+D+I (47,8% del gasto procede de las empresas) frente a la media de la UE (58%), lo que refleja una baja intensidad de la colaboración público-privada en estas políticas.

La excelencia investigadora del SECTI no se ha transferido aún de forma efectiva al tejido productivo en la creación de una economía robusta basada en el conocimiento.

Para abordar este reto, es necesario el refuerzo de la colaboración público-privada, el fomento de la innovación empresarial, orientar la investigación hacia el mercado y mejorar la transferencia del conocimiento.

Este componente da un impulso decidido a la I+D+I en áreas clave y estratégicas para la recuperación económica y el bienestar social: las tecnologías de la salud de primera línea (inversión 6); áreas vinculadas a la protección medioambiental, la lucha contra el cambio climático y a las nuevas fuentes de energía y tecnologías y materiales clave para la transición energética (inversión 7); la automoción sostenible (inversión 8); y, el sector aeroespacial (inversión 9).

Estas áreas se han seleccionado por su gran potencial de creación de actividad económica, por ser áreas estratégicas en las que el SECTI tiene posibilidad de aproximarse a la vanguardia internacional y por su conexión con las transformaciones prioritarias en Europa (transición hacia una economía verde y digital).

Medidas

Entre las medidas relacionadas con el desarrollo de nuevo marco regulatorio, cabe destacar:

  • Reforma de la Ley de la de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación.

Una mejor gobernanza, por ejemplo, mediante los Planes Complementarios con las CCAA.

Una nueva carrera científica en coordinación con la reforma que promueve el Ministerio de Universidades.

La transferencia de conocimiento actuando sobre el tránsito del personal investigador al sector privado, posibilitando la decisión sobre generación directa de sociedades de start-up y considerando las actividades de transferencia de resultados como retribución y promoción del personal investigador.

  • Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027 (EECTI) y Desarrollo avanzado del Sistema de Información de Ciencia, Tecnología e Innovación (SICTI). En la elaboración de la EECTI han intervenido tanto los distintos Ministerios con actuaciones sectoriales en I+D+I como los gobiernos de las CCAA y se ha aprobado en el Consejo de Política Científica, Tecnológica y de Innovación (CPCTI) en el que intervienen todos los actores.

Se ha creado un comité de seguimiento que elaborará un informe público de seguimiento anual con propuestas de mejora (intermedia y final) para fomentar la coordinación de la I+D+I entre la AGE y las CCAA.

Se va a mejorar el Sistema de Información sobre Ciencia, Tecnología e Innovación (SICTI) implementado mediante técnicas de inteligencia artificial que permitan la interconexión de los sistemas de información dedicados a la I+D+I.

  • Reorganización de los Organismos Públicos de Investigación (OPIs) y racionalización de su estructura y funcionamiento.

Con base a un informe previo en 2020, se integrarán en el CSIC (el OPI multidisciplinar con mayor masa crítica tanto de personal como de recursos financieros y materiales) los organismos INIA, IEO e IGME.

Líneas de inversión

Esta componente, consta de nueve líneas de inversión principales:

  • 282,1 millones de euros para Planes Complementarios con CCAA. Colaboraciones entre las Comunidades Autónomas y la Administración General del Estado en acciones de I+D+I.

Con el propósito de construir sinergias territoriales, los planes complementarios contemplan la participación de varias CCAA en un programa, con la posibilidad de participar en varios proyectos. Se logra así el aprovechamiento de capacidades e infraestructuras singulares, junto con la posible participación de empresas. Los programas tendrán una duración de 2-3 años, con compromisos de co-financiación y mecanismos de co-gobernanza, potenciando la transformación económica territorial.

  • Fortalecimiento de las capacidades, infraestructuras y equipamientos de los agentes del SECTI con 445 millones de euros.

Convocatorias de ayudas para potenciar las capacidades de internacionalización del SECTI; en concreto: nueva convocatoria Europa Redes y Gestores – Europa Centros Tecnológicos 2020, nueva convocatoria Europa Investigación 2020 para promover liderazgos de propuestas españolas, nuevas convocatorias Europa Excelencia, convocatorias de ayudas para la provisión, mejora y actualización del equipamiento científico técnico. También se incluye las inversiones en grandes infraestructuras científicas.

  • 1.167 millones para nuevos proyectos I+D+I Publico Privados, Interdisciplinares, Pruebas de concepto y concesión de ayudas consecuencia de convocatorias competitivas internacionales. I+D de vanguardia orientada a retos de la sociedad. Compra pública pre-comercial.

Con esta inversión se pretende generar una oferta intensa de proyectos de investigación para los grupos españoles de I+D+I y para que estos colaboren con empresas.

Por otro lado, una de las herramientas más poderosas para impulsar la transferencia de conocimiento es la figura de la compra pública pre comercial. La compra pública pre comercial es una herramienta para fomentar la innovación desde el sector público, a través de la licitación de servicios de I+D para el desarrollo de tecnología que pueda servir para la prestación futura de mejores servicios públicos.

  • Nueva carrera científica con 294 millones de euros.

Con esta inversión la contratación e incorporación de doctores en la empresa reforzará la capacidad de absorción del conocimiento transferido; se mejorarán las perspectivas de una colaboración público-privada exitosa; y, por último, se incrementará la movilidad de agentes del sector público al privado, así como la formación de doctores en el sector privado.

  • Transferencia de conocimiento.

En relación con el número de solicitudes de patentes internacionales PCT y patentes europeas, España se encuentra a la cola de los 30 países que más solicitudes presentan por habitante.

Las medidas propuestas dan respuesta a uno de los déficits más notables del SECTI: la insuficiente conexión del ámbito académico científico con el ámbito empresarial, especialmente en las PYMEs.

  • 490,4 millones para Salud

Identifica las tecnologías de la salud de primera línea como área clave y estratégica para la recuperación. Las medidas que se proponen en esta inversión son de cuatro tipos: un proyecto emblemático de salud personalizada de precisión, medidas para fortalecer las capacidades estratégicas e internacionalización del Sistema Nacional de Salud (SNS); participación en el proyecto multi-país “The Genome of Europe” dentro de la iniciativa “1 Million Genomes”, medidas de refuerzo de capacidades vinculadas a la pandemia (en investigación de enfermedades infecciosas y otras amenazas globales) y al envejecimiento.

  • Medioambiente, cambio climático y energía con 98,8 millones

Se ejecutarán proyectos de investigación centrados en los plásticos sostenibles, en el impacto del cambio climático en las reservas de agua, energías renovables, integración de componentes de alta tecnología en el ciclo energético e identificación de áreas favorables para la explotación ambientalmente sostenible de materias primas minerales críticos para la transición energética.

  • I+D+I en automoción sostenible (PTAS) con 40 millones de euros.

Se perseguirá principalmente el desarrollo de sistemas de almacenamiento energético de muy bajas emisiones y alta reciclabilidad; sistemas de movilidad de alta eficiencia a partir de hidrógeno, conducción autónoma y movilidad conectada o la adaptación de los entornos productivos con sistemas seguros y robustos para la interacción persona-máquina en el entorno fabril inteligente. 

Proyectos de I+D+I de carácter empresarial para el desarrollo de componentes y plataformas para vehículos eléctricos, híbridos y propulsados por hidrógeno. Conducción autónoma y movilidad conectada. Adaptación de los entornos productivos con sistemas seguros y robustos para la interacción persona-máquina.

  • Sector aeroespacial con un presupuesto de 160 millones de euros.

Se plantea una actuación global sobre las tecnologías aeroespaciales que se orienten a la transición verde, refuercen las capacidades españolas y generen un efecto de arrastre sobre toda la cadena de valor.

Se avanzará en la generación de capacidades industriales españolas vinculadas al futuro avión de bajas y nulas emisiones cuyas actividades de I+D están cubiertas por el Plan Tecnológico Aeronáutico.

Nerea Anacabe

FI Group cuenta con 20 años de experiencia y quiere acompañarte en el nuevo camino de NextGenerationEU. Nuestros expertos y expertas están a tu disposición para analizar el encaje de tu proyecto en el fondo de recuperación europeo de NextGenerationEU y dar los siguientes pasos junto a ti. Consúltanos.