Compartir en

featured image

En relación al eco-diseño es obligada una referencia a las 10 reglas de Oro del Eco-diseño de productos. Se trata de unas reglas (orientaciones) genéricas recopiladas y publicadas por el profesor sueco Conrad Luttrop y Jessica Lagerstedt en 2005.

Viene a ser un manual orientativo en materia medioambiental, que bien podría servir de referencia para incluir en los manuales de política de empresa. Es sorprendentes y original por el sentido común que desprende a la hora de identificar las diferentes áreas de mejora.

Para los neófitos en la materia, nos permite conocer desde la distancia, alejados de los tecnicismos propios del proceso productivo, cuáles podrían ser las áreas de mejora:

  1. Toxicidad. Eliminar el uso de substancias tóxicas o, en su defecto, mantenerlas en ciclos cerrados.
  2. Gestión interna. Mejora de la gestión interna para minimizar el consumo de energía y recursos en la producción y el transporte.
  3. Estructura. Aprovechas las posibilidades estructurales del producto y los materiales para minimizar la masa del producto sin comprometer su funcionalidad.
  4. Consumo en la vida útil. Minimizar el consumo de energía y recursos durante la vida útil del producto.
  5. Servicio al cliente. Promover sistemas de reparación y actualización.
  6. Productos de vida larga. Favorecer la duración de la vida del producto.
  7. Materiales y acabados. Invertir en materiales de calidad, tratamientos de acabado o arreglos estructurales para proteger a los productos de la suciedad, corrosión y desgaste.
  8. Identificación. Facilitar la actualización, reparación y reciclado a través de manuales y etiquetado.
  9. Higiene material. Facilitar la actualización, reparación y reciclado mediante el uso de un número bajo de materiales distintos. Procurando que estos sean sencillos, reciclados y no se mezclen.
  10. Uniones. Utilizar el mínimo de elementos de unión y tener en cuenta los diferentes impactos ambientales del uso de tornillos, adhesivos, encajes, y bloqueos

En definitiva, el eco-diseño no es más que uno de los elementos que conforman una nueva filosofía de producción y consumo. En definitiva, un proceso que implica a numerosos agentes sociales, que requiere de un gran esfuerzo de innovación y alrededor del cual existen numerosas iniciativas públicas y privadas para su desarrollo.

Un sencillo ejemplo de las iniciativas que se están llevando a cabo es la creación en Ecoembes España del proyecto TheCircularLab, el primer centro de innovación en economía circular de Europa.

Autor: Carlos Valbuena, Account Manager en F. Iniciativas.