11/06/2024

¿Has tenido conocimiento de un documento que afecta a una resolución o acto que ya es firme?

Si hay algo que todos tenemos claro es que, contra una Resolución o acto administrativo firme, no podemos interponer recursos ordinarios, pues al no recurrirla en plazo, se pierde esa posibilidad. Pero, para eso están los procedimientos extraordinarios ¿verdad? 

La Ley General Tributaria fija unos determinados supuestos que, de producirse, te permitiría atacar Resoluciones o actos administrativos firmes, y en este post nos centraremos en analizar el recurso extraordinario de revisión ¡atentos!

¿Qué supuestos permitirían abrir la vía extraordinaria?

El artículo 244 de la LGT regula el recurso extraordinario de revisión, procedimiento que, como su propio nombre indica, es extraordinario, lo cual nos sugiere que se podrá interponer en supuestos muy concretos. 

La Ley regula tres supuestos diferentes que legitiman a la interposición de este recurso. Uno de ellos es la aparición de documentos nuevos que sean de valor esencial y posteriores a la resolución o acto que queremos recurrir o, en el caso de que sean documentos anteriores, que fuese imposible aportarlos al tiempo de dictarse la resolución o acto administrativo. Así, en este post vamos a centrarnos en esta circunstancia y, en particular, en cómo la interpretan los Tribunales Administrativos.

¿Qué significa que un documento sea de valor esencial?

Este punto es tan importante como controvertido, pues en función de esto prosperará el recurso extraordinario de revisión o no.  

Se considera que un documento es de valor esencial cuando, de haberse conocido a tiempo, hubiesen cambiado el sentido de la resolución o acto administrativo dictado. En todo caso, el documento que pretendamos que sea considerado como de valor esencial debe añadir hechos o elementos facticos nuevos respectos a los incluidos en la previa Resolución o acto. 

En este sentido, conviene aclarar que el órgano competente para conocer del recurso extraordinario de revisión es el Tribunal Económico-Administrativo Central, y hay que tener en cuenta que revisará a conciencia el documento, pues este recurso se admite en situaciones muy concretas. 

A este respecto, debemos tener en cuenta que es criterio reiterado de este Tribunal que, una Resolución administrativa o Sentencia judicial no siempre puede proclamarse como elemento de valor esencial. De hecho, establece que no se considerarán como tal aquellas en las que, simplemente, se aleguen criterios jurídicos diferentes a los manejados por el Órgano Administrativo actuante. 

En otras palabras, la aparición de Sentencias o Resoluciones que simplemente interpreten el ordenamiento jurídico de modo distinto a la interpretación realizada en la Resolución o acto que se pretende recurrir, no constituirá documento de valor esencial.

¿Qué debemos hacer?

Sabemos que puede resultar complicado determinar si nos encontramos ante un documento de valor esencial o no, por ello, os recomendamos que os pongáis en contacto con nosotros, pues desde el Departamento de Fiscalidad Inmobiliaria de FI Group, somos expertos en la materia y podemos ayudarte en la revisión y asesoramiento de tu procedimiento. En este sentido, contamos con un equipo técnico-jurídico especializado con amplia trayectoria en expedientes tributarios. 

Por tanto, no lo pienses, si te encuentras en esta situación, contacta con nosotros.

Carolina Fernández Tejero – Abogada