Compartir en

featured image

La noticia aparecía ayer en los principales periódicos. China publica su primer índice de “PIB verde” por lucha antipolución. China decide, a través de su Oficina Nacional de Estadísticas, estudiar e identificar su situación respecto a la contaminación y la sostenibilidad usando una variable que une crecimiento económico y compromiso medioambiental.

Esta variable se denomina PIB Verde y a continuación podemos leer más acerca de este concepto.

¿Qué es el Producto Interior Bruto Ecológico?

Según las Naciones Unidas, organismo principal impulsor de esta métrica, el PIB ecológico o verde es un indicador económico que sintetiza el desarrollo económico de los países en relación a su sostenibilidad ecológica. Se trata de un medidor económico del medio ambiente.

El concepto tuvo su origen en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, realizado en Rio de Janeiro, en Brasil, en 2012.

Se trataba de una reunión de los principales líderes mundiales, ONG´s y participantes del sector privado con el objetivo de crear instrumentos, metodologías y procesos para reducir la pobreza, fomentar la equidad social y asegurar la protección del medioambiente.

Dos temas principales fueron los tratados, la economía ecológica y la coordinación internacional para el desarrollo sostenible.

¿Qué mide exactamente el PIB verde?

Este índice tiene, en realidad, una denominación más técnica y se le conoce como el Índice de Enriquecimiento Inclusivo (IWI en inglés)

Su principal objetivo, según el documento oficial que se puede consultar aquí (http://cl.ly/2k0k300R1W0A422j0U1i) es generar información cuantitativa y análisis que proporcione una perspectiva a largo plazo del bienestar y la sostenibildad.

Además tiene otros objetivos secundarios muy interesantes como:

-Identificar si los distintos países están siguiendo una trayectoria sostenible en su desarrollo económico.

-Identificar los componentes de la riqueza de un país y su relación con el desarrollo económico, resaltando el capital natural.

-Monitorizar a través de indicadores bi-anuales el desarrollo sostenible de las naciones.

-Ayudar a los países a formular y estimular políticas de desarrollo sostenible

-Identificar áreas que necesitan más investigación.

-Ser un documento de ayuda para políticas de los determinados países como, por ejemplo, las políticas y medidas de corte fiscal.

El objeto de estudio fueron todos los datos recogidos entre 1990 y 2008 en 20 países que, en conjunto, componen alrededor de la mitad de población del planeta, siendo casi un 72% del PIB mundial.

Lo que nos enseña este indicador económico es que a la hora de medir el progreso de una nación no sólo hay que fijarse en las estadísticas de producción o exportación, si no en otras que no siempre son tenidas en cuenta como el capital natural y el humano. Su estado de conservación y deterioro