Compartir en

Next Generation EU es el instrumento temporal de recuperación dotado con 750.000 millones de euros cuyo objetivo es apoyar a los estados miembros en la recuperación económica y social provocados por la pandemia de coronavirus.

Para poder beneficiarse del Instrumento de Recuperación y Resiliencia, los Estados miembros deben presentar sus proyectos de Planes de Recuperación y Resiliencia, donde exponen los programas nacionales de inversión y reforma.

Los planes de recuperación y resiliencia de los Estados miembros deben abordar los retos de las políticas económicas expuestas en las recomendaciones específicas para cada país. También deben permitir a los Estados miembros aumentar su potencial de crecimiento económico, la creación de empleo y la resiliencia económica y social, así como hacer frente a las transiciones ecológica y digital.

La Comisión ha presentado las orientaciones a los Estados miembros sobre los Planes de Recuperación y Resiliencia junto con un modelo estándar para sus planes.

Estructura de las Orientaciones a los Estados miembros sobre los PRR

  • Parte I, relativa a los objetivos de reforma e inversión; abarca la contribución global del plan a los objetivos del Reglamento y a las prioridades del Semestre, así como la coherencia general del plan y sus componentes.
  • Parte II abarca una descripción de las reformas e inversiones individuales, estructuradas a través de «componentes».
  • Parte III abarca la aplicación del plan y la complementariedad con otros programas de la UE.
  • Parte IV se refiere al impacto previsto del plan.

Aunque los Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia reflejarán la situación específica de cada Estado miembro, existen algunos retos comunes que exigen inversiones y reformas coordinadas y la Comisión anima encarecidamente a los Estados miembros a incluirlos en sus PRR.

En la Estrategia Anual de Crecimiento Sostenible (EACS) de 2021, la Comisión Europea ha identificado las siguientes 7 flagships áreas:

Flagships areas

Power UpLas tecnologías limpias preparadas para el futuro deberían adelantarse y acelerar el desarrollo y el uso de las energías renovables, así como su integración mediante redes modernizadas y una mayor interconectividad. La iniciativa emblemática sentará las bases de los mercados líderes del hidrógeno en Europa y la infraestructura correspondiente.

Su objetivo es apoyar la construcción e integración en el sector de casi el 40% de los 500 GW de generación de energía renovable necesarios para 2030, apoyar la instalación de 6 GW de capacidad de electrolizadores y la producción y transporte de 1 millón de toneladas de hidrógeno renovable en toda la UE para 2025.
RenovateLa mejora de la eficiencia energética y de los recursos de los edificios públicos y privados contribuirá sustancialmente a la consecución de los objetivos climáticos de la UE, creará un gran número de empleos locales en todos los Estados miembros y fomentará el desarrollo digital a través de la vivienda y la medición inteligentes.

Para 2025, contribuirá a duplicar la tasa de renovación y a fomentar la renovación profunda.
Recharge and RefuelLa promoción de tecnologías limpias preparadas para el futuro con el fin de acelerar el uso del transporte sostenible, accesible e inteligente, las estaciones de carga y repostaje y la ampliación del transporte público harán que las ciudades y regiones europeas sean más limpias, acelerarán la transición industrial y contribuirán a alcanzar los objetivos climáticos de París.

De aquí a 2025, la iniciativa emblemática tendrá como objetivo construir uno de los tres millones de puntos de recarga necesarios en 2030 y la mitad de las 1000 estaciones de hidrógeno necesarias.
ConnectLos ciudadanos y las empresas de Europa deben tener acceso a servicios rápidos de banda ancha. En la actualidad, solo el 44 % de los hogares tiene acceso a redes de muy alta capacidad, capaces de proporcionar una conectividad de al menos un gigabit, con una cobertura considerablemente reducida en las zonas rurales.

El rápido despliegue de servicios rápidos de banda ancha a todas las regiones y hogares, incluidas las redes de fibra y 5G, así como el desarrollo de la comunicación de cifrado cuántico, será esencial para garantizar la mayor cobertura territorial posible en las zonas no atendidas por el mercado, preservando al mismo tiempo la autonomía estratégica abierta de la UE.

Aunque se espera que las zonas urbanas y las principales vías de transporte terrestre se cubran más rápidamente gracias a la financiación privada, el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia deberá garantizar que para 2025 exista la más amplia cobertura 5G ininterrumpida posible para todas las zonas.
ModerniseLa identificación de la UE y los servicios públicos digitales clave deben modernizarse y ser accesibles para todos. La identificación y autenticación electrónicas seguras y a escala de la UE frente a los gobiernos y los agentes privados, así como el acceso a sus servicios, proporcionarán a los ciudadanos el control de su identidad y datos en línea, además de permitirles el acceso a los servicios digitales en línea.

La digitalización de la administración y los servicios públicos aumentará la eficacia de ambos. Esto incluye también el sistema de justicia y de asistencia sanitaria. Para 2025, los Estados miembros deberán garantizar la provisión de una identidad digital europea (e-ID) y las administraciones públicas deberán proporcionar servicios públicos digitales interoperables, personalizados y fáciles de usar.
Scale-UpLa transición digital de la UE depende del aumento de las capacidades de la nube de datos industrial europea y de la capacidad de desarrollar los procesadores más potentes, vanguardistas y sostenibles.

De aquí a 2025, el buque insignia tendrá como objetivo duplicar la producción de semiconductores en Europa, para producir procesadores 10 veces más eficientes desde el punto de vista energético. Esto permitirá, por ejemplo, la rápida adopción de los coches conectados y duplicar la proporción de empresas de la UE que utilizan servicios avanzados en la nube y big data (desde el 16% actual).
Reskill and UpskillLas inversiones sin precedentes en el reciclaje y la mejora de las competencias son fundamentales para apoyar las transiciones ecológica y digital, mejorar la innovación y el potencial de crecimiento, fomentar la resiliencia económica y social y garantizar el empleo de calidad y la inclusión social.

Las inversiones y reformas deben centrarse en las competencias digitales y la formación educativa y profesional para todas las edades. En 2019, todavía el 42% de los europeos no tienen al menos competencias digitales básicas. Para 2025, la proporción de europeos de 16 a 74 años con competencias digitales básicas debería aumentar hasta alcanzar el 70%.

Los sistemas educativos deben seguir adaptándose a los retos del siglo XXI. Los Estados miembros deben garantizar una mejora significativa de la competencia digital de los alumnos de 11 años, con el fin de reducir a menos del 15 % la proporción de estudiantes de 13-14 años con un rendimiento insuficiente en materia de informática y de información.

Los Estados miembros deben prestar especial atención a los grupos desfavorecidos, a las mujeres y, en particular, a los jóvenes que se incorporan al mercado laboral, creando oportunidades de empleo de calidad y apoyando una oferta adecuada de aprendizaje y reforzando la educación y la formación profesional (EFP).

Para 2025, al menos cuatro de cada cinco titulados en EFP deberían estar empleados y tres de cada cinco deberían beneficiarse de la formación en el puesto de trabajo.

La estructura de los informes emblemáticos se basa únicamente en la parte II de la plantilla. Asimismo, contiene ejemplos de reformas e inversiones que los Estados miembros podrán incluir bajo un componente específico en sus Planes de Recuperación y Resiliencia, incluyendo algunos ejemplos del tipo de información requerida para describir el impacto esperado para cumplir con el etiquetado verde y digital de las medidas. Así mismo establece el tipo de objetivos/hitos que tienen que ser definidos para cada reforma e inversión con el fin de permitir el seguimiento del progreso.

Los ejemplos presentados en los informes se entienden sin perjuicio del control de las ayudas estatales. A menos que la ayuda encaje en el Reglamento General de Exención por Categorías, debe ser notificada a la Comisión para su evaluación antes de que pueda ser concedida.

Luca Pira, Consultor Senior de Ayudas Internacionales

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?