22/11/2022
Compartir en

¿Qué son los tributos locales?

Los tributos locales son aquellos tributos que pueden exigir los Ayuntamientos. A grandes rasgos, debemos diferenciar tres tipos de tributos locales: los impuestos locales, las tasas locales y las contribuciones especiales.

¿Qué y cuáles son los impuestos locales? 

Actualmente, en España, hay cinco impuestos locales, que se dividen en dos grupos: los impuestos locales obligatorios y los impuestos locales potestativos.

Los impuestos locales obligatorios son aquellos que se exigen en todos los municipios y, de hecho, son considerados los principales impuestos locales. En concreto, como recoge la Ley de Haciendas Locales, estos impuestos son el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM). Todos estos impuestos se pagan de forma recurrente, ya que se devengan anualmente.

En contraposición, los impuestos locales potestativos son aquellos que se exigen solamente en aquellos municipios que los prevén expresamente. Nos referimos al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y al Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU, también conocido como plusvalía municipal). En este caso, se trata de tributos que se abonan cuando se realiza, por ejemplo, una construcción u obra (como en el ICIO) o se transmite un bien inmueble (en el supuesto del IIVTNU).

Lo cierto es que, tanto en los impuestos locales obligatorios como en los impuestos locales potestativos, la Ley de Haciendas Locales recoge su regulación, si bien se atribuyen ciertas potestades a los Ayuntamientos. Ello significa que, mediante la Ordenanza Fiscal correspondiente, los Ayuntamientos pueden regular algunos aspectos de estos tributos.

Una vez explicados los impuestos locales, ¿qué son las tasas locales?

Pues bien, las tasas locales son tributos que los Ayuntamientos pueden exigir como contraprestación por la prestación de un servicio público, la realización de actividades administrativas de competencia municipal o, en su caso, el aprovechamiento especial del dominio público.

A diferencia de los impuestos locales, la exigencia de las tasas locales se deja en manos de los municipios, quienes deciden las tasas que exigen y fijan, mediante la Ordenanza Fiscal correspondiente, así como su forma de cuantificación. Sin embargo, hay algunos servicios públicos como el abastecimiento de agua, el alumbrado de las vías públicas, la vigilancia pública, la protección civil, la limpieza de la vía pública o la enseñanza relativa a la educación obligatoria que no pueden gravarse mediante tasa.

¿Qué son las contribuciones especiales?

Las contribuciones especiales son tributos municipales que se pagan en aquellos casos en los que el sujeto pasivo se beneficia de la realización de obras públicas o la prestación de determinados servicios públicos que conllevan un aumento de valor de sus bienes.

El ejemplo clásico de contribución especial es su pago por parte de los propietarios de inmuebles en aquellos supuestos en los que el Ayuntamiento realiza obras de mejora en la calle donde se ubican.

Para cualquier duda en relación con los tributos locales, no dudes en contactar con el Departamento de Fiscalidad Inmobiliaria de FI Group. Contamos con un equipo técnico y jurídico-fiscal especializado en tributación local, por lo que les podemos asesorar en profundidad al respecto.

Neus Teixidor

Abogada y Manager del Departamento de Fiscalidad Inmobiliaria

× ¿Cómo puedo ayudarte?