20/06/2023

¿Qué son los impuestos locales?

De forma previa, es necesario tener claro el concepto de impuesto, pudiendo definirlo como un ingreso público exigido por una Administración sin ningún tipo de contraprestación. Asimismo, hay que tener en cuenta que existen muchos tipos de impuestos diferentes, con diferentes finalidades, no solo recaudatorias.

¿Qué tipos de impuestos existen?

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos diferenciar varios tipos de impuestos en función de la Administración Pública que exija el pago del impuesto.  

En primer lugar, encontramos los impuestos estatales que, como puede deducirse de su propio nombre, son aquellos impuestos que son exigidos por la Administración General del Estado. Dentro de este grupo, los impuestos más conocidos son el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto de Sociedades (IS) y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

En segundo lugar, están los impuestos autonómicos que son aquellos cuya potestad para exigir su pago reside en las Comunidades Autónomas. Algunos de estos impuestos son, por ejemplo, el Impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos de Islas Baleares o el Impuesto sobre grandes establecimientos comerciales de Asturias.

Por último, encontramos los impuestos locales que son aquellos cuya exigencia se realiza por parte de los Ayuntamientos de cada municipio. Este último grupo, lo analizaremos más en detalle más adelante.

¿Cuáles son los impuestos locales? ¿Qué diferencia existe entre los impuestos locales obligatorios y potestativos?

A día de hoy, en España, hay seis impuestos locales, que se dividen en dos grupos: impuestos locales obligatorios e impuestos locales potestativos.

Los impuestos locales obligatorios son aquellos cuya exigencia debe realizarse por parte de todos los Ayuntamientos. Dicho de otro modo, los Ayuntamientos no pueden decidir si los exigen o no, ya que la Ley dispone que tienen que exigirlos siempre. En concreto, como recoge la Ley de Haciendas Locales, estos impuestos son el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM). Todos estos impuestos se pagan de forma recurrente, ya que se devengan anualmente.

En contraposición, los impuestos locales potestativos son aquellos que su exigencia no es obligatoria y cuyo cobro solo es posible en aquellos municipios que los prevén expresamente. Nos referimos al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), al Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU, también conocido como plusvalía municipal) y al Impuesto sobre Gastos Suntuarios. En este caso, se trata de tributos que se abonan cuando se realiza, por ejemplo, una construcción u obra (como en el ICIO), se transmite un bien inmueble (en el supuesto del IIVTNU) o se realiza un aprovechamiento de los cotos privados de caza y pesca (en el caso del Impuesto sobre Gastos Suntuarios).

Lo cierto es que, tanto en los impuestos locales obligatorios como en los impuestos locales potestativos, la Ley de Haciendas Locales recoge su regulación, si bien se atribuyen ciertas potestades a los Ayuntamientos. Ello significa que, mediante la Ordenanza Fiscal correspondiente, los Ayuntamientos pueden regular algunos aspectos de estos tributos.

No obstante, hay que tener en cuenta que la exigencia de los impuestos locales potestativos debe de cumplir una serie de requisitos específicos. Si bien, muchos Ayuntamientos no cumplen de forma apropiada estos requisitos, lo posibilita impugnar las liquidaciones derivadas de esos impuestos.

Para cualquier duda en relación con los tributos locales, no dudes en contactar con el Departamento de Fiscalidad Inmobiliaria de FI Group. Contamos con un equipo técnico y jurídico-fiscal especializado en tributación local, por lo que les podemos asesorar en profundidad al respecto.

Rodolfo Turón

Abogado