Compartir en

En el contexto del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, los Estados miembros preparan planes de recuperación y resiliencia que establecen un paquete coherente de reformas e iniciativas de inversión que se aplicarán hasta 2026. La Comisión Europea ha identificado 7 áreas estratégicas de inversión y reformas (Flagships) que deben abordar cuestiones que son comunes a todos los Estados miembros, necesitan inversiones significativas y son necesarias para la transición dual.

La Comisión Europea anima a los Estados miembros a incluir estas iniciativas en sus planes de recuperación y resiliencia.

Una de estas iniciativas emblemáticas es «Power up» , es decir, el adelanto de las tecnologías limpias preparadas para el futuro y la aceleración del desarrollo y el uso de las energías renovables.

Europa ha puesto mucho interés en su objetivo de una economía y energía sostenibles, tanto en el marco de la recuperación de la UE como con otros proyectos y programas a más largo plazo. Todo este esfuerzo económico y legislativo de la UE tiene como objetivo convertirse en el líder verde del mundo.

Power up

Power up recoge propuestas destinadas a las energías renovables y al uso del hidrógeno como fuente de combustible limpio. Es por esto, que el área se considera alineada con el fin de transformar el modelo eléctrico europeo hacia uno más sostenible.

Está orientada a 3 grandes objetivos:

  • Apoyar la construcción e integración en el sector de casi el 40% de los 500 GW de generación de energía renovable necesaria para 2030
  • Fomentar la instalación de 6 GW de capacidad de electrolizadores
  • La producción y transporte de 1 millón de toneladas de hidrógeno renovable en toda la UE para 2025

En consecuencia, se espera que en los planes nacionales de recuperación haya inversiones destinadas a la transformación energética de la Unión. Las propuestas deberán prever incrementar la producción, mejorar el transporte de la energía y crear una red interconectada en toda Europa.

Hidrógeno

La energía verde y limpia en la que la Unión pone más detalle en la flagship es el hidrógeno renovable. A demás de fomentar su producción y transporte, Power Up impulsa la creación de una base normativa para su mercado.

El hidrógeno verde se produce mediante un proceso químico que separa el hidrógeno (H) que hay en las partículas del agua. Se espera que esta sea una de las grandes fuentes energéticas en el futuro debido a que es muy fácil acceder al él.

En la actualidad, su uso es muy limitado debido al alto precio de producción. Por esta razón, es relevante el apoyo de la UE hacía esta nueva fuente que puede llegar a producir energía renovable a gran escala.

Propuesta

Para ayudar a construir propuestas de inversión y reforma, la Comisión elaboró un documento en el que expone algunos ejemplos para ayudar a los Estados a crear sus proyectos y políticas alineados con los objetivos de Power Up.

Los ejemplos de reforma:

  • Facilitar el uso de energías renovables y calor residual en las redes de calefacción urbana.
  • Acelerar la concesión de permisos para nuevas instalaciones de energía renovable, incluyendo procedimientos simplificados para la repotenciación.

Ejemplos de inversiones:

  • Apoyar el desarrollo de redes de calefacción urbana basadas en energías renovables y calor residual.
  • Apoyar el desarrollo de electrolizadores y su conexión a instalaciones de producción de electricidad renovable para suministrar hidrógeno renovable a la industria.

Un ejemplo de reforma e inversión se muestra en la siguiente tabla.

Desde FI Group te acompañaremos y guiaremos en este nuevo camino. ¡No dudes en consultarnos en cualquier momento!