Compartir en

Impuesto sobre Viviendas Vacías

Si eres propietario de viviendas sin ocupar en Cataluña, debes tener en cuenta que el próximo 31 de diciembre se devenga el Impuesto sobre Viviendas Vacías Cataluña. Ello significa que se tributa por las viviendas que los sujetos pasivos dispongan a esa fecha, si bien el plazo de presentación de la autoliquidación debe realizarse entre los días 1 y 20 de marzo del siguiente año.

Se trata de un impuesto de la Generalitat de Cataluña, pionero en el todo el territorio estatal, que grava la desocupación de una vivienda durante un plazo superior a dos años. Con ello, se pretende incentivar la ocupación de viviendas por parte de las personas jurídicas, grandes tenedoras de inmuebles vacíos.

Pese al recurso presentado por el Gobierno de España en 2016 contra este impuesto catalán, el Tribunal Constitucional ya ha confirmado su constitucionalidad y, a día de hoy, se empiezan a notar los primeros efectos en el número de viviendas vacías en Cataluña.

¿Quiénes son los sujetos obligados?

Deberán tributar por el Impuesto sobre las Viviendas Vacías las personas jurídicas propietarias o titulares de un derecho de usufructo, de superficie o cualquier otro derecho real que otorgue la facultad de explotación económica de viviendas, siempre que éstas se encuentren vacías durante más de dos años.

¿Cuál es el hecho imponible de este impuesto?

Constituye el hecho imponible de este impuesto la desocupación permanente de una vivienda situada en territorio catalán, durante más de dos años, sin causa justificada. A sensu contrario, se deberá tributar por este impuesto cuando no se pueda acreditar su ocupación mediante título de propiedad o cualquier otro que habilite la ocupación y se pueda justificar documentalmente.

No obstante, no todas las personas jurídicas propietarias de viviendas desocupados deberán tributar por este impuesto. Hay que puntualizar que existen exenciones a la tributación por el tipo de vivienda de que se trate; supuestos de desocupación justificados, que eximen la obligación de tributar; así como bonificaciones en la cuota del impuesto según el fin a que se destinen dichas viviendas.

Además, debes tener en cuenta que, aunque no seas sujeto pasivo de este impuesto, los Ayuntamientos también podrán exigir un recargo sobre el Impuesto sobre Bienes Inmuebles a partir de 2020 para las personas propietarias de inmuebles residenciales desocupados permanentemente.

Para cualquier duda sobre la tributación por las viviendas desocupadas, no dudes en contactar con nosotros. Contamos con un equipo técnico y jurídico-fiscal especializado en tributación local y autonómica, por lo que les podemos asesorar en profundidad al respecto.

Mireia Salas

Abogada Fiscalista