Compartir en

En numerosas publicaciones de este blog hemos hablado sobre la actualidad y jurisprudencia en relación con el controvertido Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU) o comúnmente conocido como “plusvalía municipal”.

Es sabido que este impuesto grava el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana por la mera tenencia de un inmueble durante un periodo de tiempo determinado. En otras palabras, busca tributar por la supuesta revalorización del suelo con el paso de los años y que se pone de manifiesto con la transmisión del mismo.

No obstante, el Tribunal Constitucional en 2017 declaró que dicho impuesto no es exigible en las transmisiones de inmuebles en las que se acredite que la misma ha producido pérdidas.

Pero ¿cómo acreditar que la transmisión de un inmueble ha producido una minusvalía?

Ante la ausencia de normativa actualizada que regule la aplicación de la plusvalía, hay que acudir a lo que establece la jurisprudencia en relación con este impuesto. En concreto, en cuanto a los métodos de prueba que tiene el contribuyente para acreditar que la transmisión de un inmueble produce pérdidas, se ha pronunciado en varias ocasiones el Tribunal Supremo y, recientemente, el Tribunal Constitucional.

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»15739″ img_size=»full»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Ambos Tribunales estiman pertinente, como medio de prueba, las escrituras de adquisición y posterior transmisión del inmueble para la determinación del incremento de valor del bien inmueble. Si de éstas se desprende que la trasmisión de dicho inmueble ha producido pérdidas, será suficiente para acreditar la inexigibilidad del impuesto, salvo que el Ayuntamiento demuestre que realmente se ha producido una ganancia.

En consecuencia, en los supuestos de transmisión de un inmueble a pérdidas, bastará con la aportación de dichas escrituras públicas ante el Ayuntamiento o, en su caso, ante el órgano judicial, para acreditar la inexigibilidad de la plusvalía y, por tanto, reclamar el importe abonado.

Por todo ello te aconsejamos que, si has hecho frente al pago de una plusvalía municipal derivada de una transmisión que ha producido pérdidas, no dudes en contactarnos. Recuerda que somos expertos en la optimización de este tipo de impuestos de carácter local y podemos asesorarte.

 

Mireia Salas

Abogada

 

 [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_cta h2=»Recuerda que nuestros servicios se ofrecen a empresas!»][contact-form-7 id=»15095″ title=»Formulario de contacto 1″][/vc_cta][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»15748″ img_size=»full»][/vc_column][/vc_row]