Compartir en

El pasado 2 diciembre se publicaron en el Boletín Oficial del estado las medidas adoptadas para aumentar la recaudación pública en 7.000 millones de euros más, dentro de este paquete de medidas recaudatorias también se fijaron los llamados coeficientes de actualización de los valores catastrales. La aplicación de estos coeficientes de actualización será inminente, el 1 de enero de 2017, y supondrá en muchos casos un aumento de los valores catastrales en más de 1800 municipios que se encuentran recogidos en la orden ministerial HAP/1553/2016 de 29 de septiembre.

La actualización de los valores catastrales no es una medida negativa en sí misma, ya que en algunos casos el valor no aumentará o la hará de forma leve, el problema real está en aquellos municipios en los que el valor catastral no se revisa desde hace años o incluso décadas, en estos casos las subidas serán mucho más acusadas. Se espera que el grueso de inmuebles que sufran la mayor subida sean aquellos que se actualizaron por última vez entre 1989 y 1990, situación en la que se encuentran actualmente cerca de 900 municipios.

A la esperada subida de los valores catastrales se le suma otra problemática, y es que en muchos casos, los valores catastrales ya están encarecidos por errores cometidos por la administración. Esto crea lo que nosotros llamamos efecto “bola de nieve” haciendo que la cuota del IBI se incremente de forma desmesurada, suponiendo muchas veces cantidades entre un 20% y un 30% superiores a lo que se debería estar pagando cada año.

Para su tranquilidad, desde FI Group queremos ofrecerle un diagnostico totalmente gratuito con el fin de detectar si está pagando una cuota de IBI superior a la que debería, y en caso de detectar posibilidades de optimización, y siempre que el cliente lo solicite, nos haremos cargo de realizar todas las gestiones necesarias para corregir cualquier desvío, con el compromiso de que nos remuneraremos tan solo de una parte del ahorro conseguido.